HISTORIA

Antes de concretar su fundación en 1978 en sus actuales instalaciones, fue solo una idea sostenida por fuertes razones emergentes.

1. La necesidad de lograr diagnóstico precoz del cáncer de mama.
2. Tratar de sustituir la operación de mastectomía radical de Halsted por un procedimiento conservador, igualmente eficaz.
3. El advenimiento en nuestro medio de radioterapeutas con equipos modernos, aceleradores lineales capaces de poder complementar la reducción  de la cirugía con dosis de radiación efectivas y menos nocivas.
4. La demanda de las mujeres afectadas por la amputación de la glándula y las secuelas del vaciamiento axilar.

 

Puesta en marcha de la idea

El cirujano Emir Alvarez Gardiol plantea al radiólogo Ricardo Venier la necesidad de agruparse en una clínica integral de diagnóstico en patología mamaria. Se incluye al Dr. Jorge Alvarado Velloso, ginecólogo dedicado especialmente a la mastología. Los tres profesionales concretan la propuesta advirtiendo la necesidad de asociar un colaborador de primera línea para cada mastólogo.

Alvarado Velloso invitó al Prof. Ad. Dr. Alfonso Benitez Gil y Emir Alvarez Gardiol al Dr. Octavio Carbone. Ricardo Venier a cargo de las mamografias que empezaron a realizarse en la Clinica que compartía con los Profesores Santiago Papucci Herrera y Luis Diego Maffei. El grupo adoptó su nombre actual y rentó una propiedad en calle Dorrego 548 de la ciudad de Rosario (Santa Fe), que años después pudo adquirir y ampliar.